28 de abril de 2008



RECETA PARA SER UN SANTO
(Rinde para muchísimas porciones)
· Grandes cantidades de amor
· Muchos kilos de servicio (desinteresado, del bueno)
· Miles de cucharadas soperas de fe y esperanza.(para que quede firme, no gelatinoso)
· Ramitas de aceptación, sacrificios y sufrimientos (para el olor a santidad)
· Centenares de litros de alegría, confianza y entusiasmo.
· Agregue Sacramentos y Oraciones.(varios)
Preparación:
Tome un corazón humano y agregue en él todos los ingredientes, siga las indicaciones que aparecen en la Biblia, mezcle hasta que se forme una pasta sólida y homogénea, a partir de ese material puede comenzar a construir su santidad. ¡Hágalo es muy fácil!

2 comentarios:

El Ceremoniero dijo...

Muchas gracias padre por la receta, la tomare al pie de la letra, bueno haré lo imposible por no saltarme ningún ingrediente. Bendición.
Que la alegría de los santos nos enseñen a descubrir el rostro amable de Jesús en nuestros hermanos.

Roberto dijo...

He tomado nota...espero no quedar sólo con la nota. Saludos!