25 de noviembre de 2011

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO


Mc 13, 33-37

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Velen y estén preparados, porque no saben cuándo llegará el momento. Así como un hombre que se va de viaje, deja su casa y encomienda a cada quien lo que debe hacer y encarga al portero que esté velando, así también velen ustedes, pues no saben a qué hora va a regresar el dueño de la casa: si al anochecer, a la medianoche, al canto del gallo o a la madrugada. No vaya a suceder que llegue de repente y los halle durmiendo.
Lo que les digo a ustedes, lo digo para todos: permanezcan alerta”.

REFLEXIONEMOS CON EL EVANGELIO

1. Así como un hombre que se va de viaje, deja su casa y encomienda a cada quien lo que debe hacer. ¿somos responsables con las tareas que Jesús nos encomienda?


2. así también velen ustedes, pues no saben a qué hora va a regresar el dueño de la casa: si al anochecer, a la medianoche, al canto del gallo o a la madrugada. ¿estamos velando en la fe o durmiendo creyendo que el Señor no regresará?


3. Lo que les digo a ustedes, lo digo para todos: permanezcan alerta. pensemos en un compromiso para este adviento que sea signo de estar despierto y esperando.

un abrazo y mi bendición

2 comentarios:

ARCENDO dijo...

Feliz y santo ADVIENTO. Abrazos.

Martin Almirón Ariza dijo...

Hola "Pater",aquí estoy para desearte una Feliz Navidad y prospero año nuevo.
Hasta pronto!!